miércoles, 25 de agosto de 2010

¡BIENVENIDOS A "LA FOTO Y SU LEYENDA"!

Legendaria Cámara
y ¡buenas fotos! 
Es increíble que los años se van amontonando en nuestra vida y llega un momento de reflexión que nos da la interrogante de qué manera los hemos aprovechado. Podría confesarles que positívamente. Nos acompaña siempre, desde muy jóvenes, aquella frase que debería regir en todos los humanos: "Querer es poder". Fue el consejo de un profesor mío, Don Pietro Bruno, cuando mis aspiraciones a ser músico se vieron truncadas por no tener un piano. Este italiano maravilloso inyectó en mí, la fuerza de esa frase.

Les cuento que iniciaba la secundaria en la flamante Unidad Escolar "Tomás Marsano", toda una revolución en la educación en 1950 y hoy el emblemático Colegio Nacional "Ricardo Palma" de Surquillo. Un cuerpo docente magistral y la enseñanza de la música, como atractivo principal para nosotros. Las pruebas de aptitudes para el arte, salvadas con creces, pero negadas por la ajustada economía de los hogares. Allí cobra fuerza la frase que marcó mi vida y otra que agrego como ejemplo de voluntad: "Nunca es tarde".

Logramos nuestras aspiraciones de ingresar al mundo de la radio y la televisión como locutor, cuando jamás hubo academia o institución que nos preparara para ello. Fue otro maestro del "Ricardo Palma", el señor Salustio Maldonado Robles, encargado de las Actividades Educativas, el que nos hizo lograr este primer paso. El maestro Bruno, con su cuadernillo de ejercicios digitales sin tener instrumento musical, logró el otro milagro que se hizo patente en 1957, cuando pude adquirir mi acordeón.

Una sonrisa por
favor. Gracias.
Y aprendimos a dominarlo en base a constancia y dedicación. Ya éramos adulto y sabíamos que nunca es tarde para nada y, si quieres algo, todo lo puedes conseguir. Nunca quise ser famoso ni lo seré, porque no está en mí. Ver a mi hermano mayor tomar fotografías con su máqina elemental y guardar recuerdos, fue otro incentivo para, cuando lo quise, aprender sus secretos y lograr resultados, más espirituales que económicos. Leyendo libros y alternando con maestros, dejamos una enseñanza a nustros hijos.

Y no será este blog "La Foto y su Leyenda", una sala de exhibición para mis fotos, no. Se duplican aquí dos deseos: el de mostrar fotografías y comentarlas. Cada cual con su pequeña leyenda y que cumpla un objetivo de ilustrar y recordar hechos. Hasta ahora, no se en que derivarán estas ideas y serán Uds., los lectores, los que calificarán cada imagen. Un mundo subyugante e inspirador para quien tiene alma de comunicador y de artista. Disculpen la petulancia pero tenemos un ego insoportable.

La idea me parece buena y poco a poco, foto a foto y leyenda tras leyenda, iremos cumpliendo con lo que nos hemos propuesto. Bienvenidos a "La Foto y su Leyenda". Todo lo que captó una máquina tradicional o las modernas digitales, motivará comentarios siempre motivados por nuestro entusiasmo de escribir. Tengo una enfermedad a la que debemos engañar distrayéndonos. Haga Ud. lo mismo, cree su blog y recuerde que "Nunca es Tarde" y "Querer es Poder". Se abre el telón y empieza la función. Gracias.

1 comentario:

  1. ¡Éxitos! Sigo asombrado de lo bien que uno puede estar, leyendo blogs como el suyo, Don Serván.

    ResponderEliminar